Signal – una mejor alternativa a Whatsapp, Telegram y compañía

Hace unas semanas leí un artículo donde se le hace un análisis a la aplicación de mensajería Telegram, que supuestamente es una de los más seguras, entendiendo por seguridad el que tan fácil sería el poder llegar a las conversaciones de los usuarios de forma no autorizada, es decir, lo que tendría que hacer un hacker o algún gobierno para poder llegar a las conversaciones de uno. El resultado final es que incluso Whatsapp, que pertenece a Facebook, es más seguro.

A continuación un resumen de las pruebas que se le hicieron a Telegram.

Logotipo de Telegram. Imagen de Wikipedia.
  1. La primera prueba consiste en mandar un mensaje con una dirección de Internet. Aun cuando el mensaje no ha sido mandado la aplicación muestra ya cierta información acerca de la página web que se quiere mandar. La dirección web que se utiliza en el experimento es una dirección que pertenece a la persona ejecutando el test, de tal forma, que es posible saber desde que dirección IP se ha accedido a la página web. Resulta ser que la dirección IP desde la cual se accede a la página de Internet pertenece a un servidor en Inglaterra.
    Whatsapp tiene un comportamiento similar, con la diferencia que la página web es accedida desde la dirección IP del teléfono desde el cual se está mandando el mensaje.
  2. La segunda prueba consiste en acceder a la versión web de Telegram (https://web.telegram.org/), ahí es necesario introducir el número telefónico al cual está registrado la instalación de Telegram, y Telegram manda un código de seis dígitos para poder autentificarse. Antes de introducir el código recibido, se apaga el celular o se pone en modo de vuelo, para evitar que siga conectado a Internet y haya intercambio de datos entre el celular e Internet. Cuando después se introduce el código recibido se abre de todas formas la versión web de Telegram mostrando todas las conversaciones que se han efectuado con la cuenta de Telegram.
    Como es lógico suponer, el archivo con las conversaciones no proviene del celular en el cual Telegram está instalado, sino de un servidor de Internet, en el caso de la prueba efectuada, es un servidor con ubicación en Amsterdam.
    En teoría Telegram ofrece la posibilidad de chats privados, donde los mensajes están encriptados, pero al no ser la opción por default, esta es poco usada.
    Podría pues llegar el día en que Telegram decida lucrar con las conversaciones de sus usuarios, o que algún gobierno obligue a Telegram a entregarlas.

    Whatsapp a diferencia de Telegram envía todos los mensajes cifrados, de tal forma que solo se pueden leer en el celular al cual fueron mandados. Así pues Whatsapp Web necesita que el celular este también conectado a Internet para poder descifrar los mensajes. Se supone que Whatsapp no tiene un servidor central donde se almacenan las conversaciones, y si lo tuviera, estas conversaciones estarían cifradas de tal forma que serían ilegibles sin la clave que solo se encuentra en el celular.

Signal

Logotipo de Signal. Imagen de Wikipedia.

Signal es una aplicación de mensajería instantánea y llamadas, es gratis y de código abierto (open source), se centra en la privacidad y la seguridad. Por default las conversaciones están cifradas, y son almacenadas en el dispositivo del usuario.

La privacidad que ofrece esta aplicación es la mejor comparada con Whatsapp y Telegram. Signal no muestra cuando algún usuario esta en linea, ni tampoco cuando fue la última vez que se conectó. Además tampoco tiene un apartado de estado como Whatsapp. Las demás opciones de privacidad son configurables de forma similar a las otras dos aplicaciones.

Este servicio de mensajería es recomendado por varios expertos en seguridad en linea y privacidad, entre ellos Edward Snowden; whistleblower y activista pro privacidad, extrabajador de la agencia estadounidense de seguridad nacional (NSA por sus siglas en inglés).

Signal es una muy buena alternativa a Whatsapp y Telegram, y cada vez más gente oye hablar de él y decide instalarlo. Desgraciadamente aun no es muy popular, siendo esta su principal desventaja.

Después de haber usado las tres aplicaciones durante ya varios años, presento la siguiente tabla para compararlas.

Comparación de aplicaciones de mensajería instantanea a través de internet.
 WhatsappTelegramSignal
Rapidez de los mensajesBuenaSuficienteSuficiente
NotificacionesConfiablesConfiablesCon varios detalles
Mensajes encriptadosSí, por defaultSí, solo sí así se configuraSí, por default
Inferface webNo
Aplicación para la computadora
Open SourceNo
*PrivacidadBastante malaAceptableBuena
PopularidadMuy popular en el mundo occidentalMedia. Mucha gente lo tiene, poca lo usaAun no muy conocido
Financiado porFacebookNo está claroDonaciones
A favorLas funciones que ofrece son confiables.Los “smilies” animados son realmente buenos y son muchos.Muy buena reputación. Recomendada por expertos en seguridad
En contraes de Facebook
Muy criticado por los expertos debido a su modelo de seguridadLa App para Linux tarda mucho en cargar los mensajes

*Privacidad

Logotipo de Whatsapp. Imagen de Wikipedia.

Las tres aplicaciones ofrecen la posibilidad de configurar opciones de privacidad, solo que esas opciones no son suficientes para permitir llegar a tener el total control de ella. Dentro de los tres mensajeros, Whatsapp, con su apartado de “estado”, es el peor de todos en cuanto a privacidad se refiere. A continuación el porque:

  1. Whatsapp te muestra siempre online cuando estas en linea y abres la aplicación para por ejemplo leer o escribir un mensaje. No hay manera de evitarlo.
  2. El ver los estados de los demás no es una opción, sino más bien una obligación. No hay manera de evitar ver el estado de todos los contactos de una manera central. Recientemente se introdujo la opción de que cuando algún contacto postea algún estado, seleccionarlo y entonces configurar que para ese usuario no se muestren los estados.
  3. Al abrir Whatsapp, si hay estados nuevos posteados por algún contacto, a través de un punto en el apartado de estados, uno es informado de que hay estados nuevos.
  4. La persona que posteó el estado puede saber quien lo vio.

No me cabe la menor duda de que la razón por la cual Facebook decidió introducir el apartado de “estado” en Whatsapp es un método para crear una especie de adicción a la aplicación, y los usuarios gasten más tiempo usándola.

Si bien es cierto que las conversaciones de Whatsapp están encriptadas, y suponiendo que esas conversaciones solo puedan ser accedidas por los participantes de esas conversaciones, las conversaciones no son la única información que se puede recabar de los usuarios. Facebook, a través de Whatsapp puede saber quien se comunica con quien, quien se interesa por quien, con que frecuencia se usa la aplicación, con que frecuencia alguien se comunica con otra persona, etc. y …

nadie garantiza que Facebook no usa esa información para manipular a la gente

… al final, justo a eso se dedica.

Autor: Arturo González

mexicano, ingeniero, programador

Deja un comentario